¿Qué es una tripa no saludable? Cómo te afecta la salud intestinal

by

https://www.healthline.com/health/gut-health#foods

El microbioma intestinal.

La increíble complejidad del intestino y su importancia para nuestra salud en general es un tema de creciente investigación en la comunidad médica. Numerosos estudios en las últimas dos décadas han demostrado vínculos entre la salud intestinal y el sistema inmunológico, el estado de ánimo, la salud mental, las enfermedades autoinmunes , los trastornos endocrinos, las afecciones de la piel y el cáncer.

En un momento, nuestro sistema digestivo se consideraba un sistema corporal relativamente “simple”, compuesto esencialmente por un tubo largo para que nuestros alimentos pasen, sean absorbidos y luego excretados.

El término ” microbioma intestinal ” se refiere específicamente a los microorganismos que viven en sus intestinos. Una persona tiene alrededor de 300 a 500 especies diferentes de bacterias en su tracto digestivo. Si bien algunos microorganismos son perjudiciales para nuestra salud, muchos son increíblemente beneficiosos e incluso necesarios para un cuerpo sano.

Según el Dr. EM Quigley en su estudiar fuente confiable sobre las bacterias intestinales en el Journal of Gastroenterology and Hepatology, tener una amplia variedad de estas buenas bacterias en su intestino puede mejorar la función de su sistema inmunológico, mejorar los síntomas de la depresión, ayudar a combatir la obesidad y proporcionar muchos otros beneficios.

7 signos de un intestino no saludable

salud intestinal

Muchas facetas de la vida moderna, como los altos niveles de estrés, dormir muy poco, comer alimentos procesados ​​y ricos en azúcar, y tomar antibióticos pueden dañar nuestro microbioma intestinal. Esto a su vez puede afectar otros aspectos de nuestra salud, como el cerebro, el corazón, el sistema inmunológico, la piel, el peso, los niveles hormonales, la capacidad de absorber nutrientes e incluso el desarrollo de cáncer .

Hay varias formas en que un intestino no saludable puede manifestarse. Aquí hay siete de los signos más comunes:

1. Malestar estomacal

Los trastornos estomacales como gases, hinchazón, estreñimiento, diarrea y acidez estomacal pueden ser signos de un intestino no saludable. Un intestino equilibrado tendrá menos dificultades para procesar los alimentos y eliminar el desperdicio.

2. Una dieta alta en azúcar

Una dieta rica en alimentos procesados y azúcares agregados puede disminuir la cantidad de bacterias buenas en el intestino. Este desequilibrio puede aumentar los antojos de azúcar, lo que puede dañar aún más su intestino. Las altas cantidades de azúcares refinados, particularmente el jarabe de maíz alto en fructosa, se han relacionado con un aumento de la inflamación en el cuerpo. La inflamación puede ser el precursor de una serie de enfermedades e incluso cánceres.

3. Cambios involuntarios de peso

Ganar o perder peso sin hacer cambios en su dieta o hábitos de ejercicio puede ser un signo de un intestino no saludable. Un intestino desequilibrado puede afectar la capacidad de su cuerpo para absorber nutrientes, regular el azúcar en la sangre y almacenar grasa. La pérdida de peso puede ser causada por el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado ( SIBO ), mientras que el aumento de peso puede ser causado por la resistencia a la insulina o la necesidad de comer en exceso debido a la disminución de la absorción de nutrientes.

4. Trastornos del sueño o fatiga constante.

Un intestino no saludable puede contribuir a alteraciones del sueño, como insomnio o falta de sueño, y, por lo tanto, provocar fatiga crónica. La mayoría de la serotonina del cuerpo , una hormona que afecta el estado de ánimo y el sueño, se produce en el intestino. Por lo tanto, el daño intestinal puede afectar su capacidad de dormir bien. Algunas alteraciones del sueño también se han relacionado con el riesgo de fibromialgia .

5. Irritación de la piel.

Las afecciones de la piel como el eccema pueden estar relacionadas con un intestino dañado. La inflamación en el intestino causada por una dieta pobre o alergias a los alimentos puede causar una mayor ” fuga ” de ciertas proteínas en el cuerpo, lo que a su vez puede irritar la piel y causar afecciones como el eccema.

6. Condiciones autoinmunes

Los investigadores médicos están continuamente encontrando nueva evidencia del impacto del intestino en el sistema inmune Trusted Source. Se cree que un intestino no saludable puede aumentar la inflamación sistémica y alterar el correcto funcionamiento del sistema inmunitario. Esto puede conducir a enfermedades autoinmunes , donde el cuerpo se ataca a sí mismo en lugar de invasores dañinos.

7. intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias son el resultado de la dificultad para digerir ciertos alimentos (esto es diferente a una alergia alimentaria , que es causada por una reacción del sistema inmunitario a ciertos alimentos). Se cree que las intolerancias alimentarias pueden ser causadas por la mala calidad de las bacterias en el intestino. Esto puede provocar dificultades para digerir los alimentos desencadenantes y síntomas desagradables como hinchazón, gases, diarrea, dolor abdominal y náuseas. Existe alguna evidencia de que las alergias alimentarias también pueden estar relacionadas con la salud intestinal.

7 cosas que puedes hacer por tu salud intestinal

1. Reduce tus niveles de estrés

Los altos niveles crónicos de estrés son difíciles para todo el cuerpo, incluido el intestino. Algunas formas de reducir el estrés pueden incluir meditación, caminar, recibir un masaje, pasar tiempo con amigos o familiares, difundir aceites esenciales, disminuir la ingesta de cafeína, reír, hacer yoga o tener una mascota. Aquí hay 10 maneras de reducir la sensación de estrés .

2. Duerme lo suficiente

No dormir lo suficiente o la calidad suficiente del sueño puede tener serios impactos en su salud intestinal, lo que a su vez puede contribuir a más problemas de sueño. Trate de priorizar obtener al menos 7 a 8 horas de sueño ininterrumpido por noche. Su médico puede ayudarlo si tiene problemas para dormir .

3. Come despacio

Masticar bien los alimentos y comer más lentamente puede ayudar a promover la digestión completa y la absorción de nutrientes. Esto puede ayudarlo a reducir las molestias digestivas y mantener un intestino sano.

4. Mantente hidratado

Se ha demostrado que beber mucha agua tiene un efecto beneficioso sobre el revestimiento de la mucosa de los intestinos, así como sobre el equilibrio de bacterias buenas en el intestino. Mantenerse hidratado es una manera simple de promover un intestino saludable.

5. Tome un prebiótico o probiótico

Agregar un suplemento prebiótico o probiótico a su dieta puede ser una excelente manera de mejorar su salud intestinal. Los prebióticos proporcionan “alimentos” destinados a promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en el intestino, mientras que los probióticos son bacterias buenas vivas. Las personas con sobrecrecimiento bacteriano, como SIBO, no deben tomar probióticos. No todos los suplementos probióticos son de alta calidad o realmente proporcionarán beneficios. Es mejor consultar a su proveedor de atención médica al elegir un suplemento probiótico o prebiótico para garantizar el mejor beneficio para la salud.

Mostrar ahora para un suplemento probiótico o prebiótico.

6. Verificar intolerancias alimentarias

Si tiene síntomas como calambres, hinchazón, dolor abdominal, diarrea, erupciones cutáneas, náuseas, fatiga y reflujo ácido, puede estar sufriendo una intolerancia alimentaria. Puede intentar eliminar los alimentos desencadenantes comunes para ver si sus síntomas mejoran. Si puede identificar un alimento o alimentos que contribuyen a sus síntomas, puede ver un cambio positivo en su salud digestiva al cambiar sus hábitos alimenticios.

7. Cambia tu dieta

Reducir la cantidad de alimentos procesados, con alto contenido de azúcar y grasas que come puede contribuir a mejorar la salud intestinal. Además, comer muchos alimentos de origen vegetal y proteínas magras puede afectar positivamente su intestino. Se ha demostrado que una dieta alta en fibra contribuye enormemente a un microbioma intestinal saludable .



 

Dejar un comentario

error: Content is protected !!