Fibromialgia: causas, síntomas y posibilidades de tratamiento


La fibromialgia es una enfermedad crónica que causa puntos dolorosos en los músculos y las áreas de las articulaciones, rigidez y problemas de arte neurológico como fatiga, mala calidad del sueño y sentimientos depresivos. La enfermedad se desarrolla gradualmente y puede afectar grandes partes del cuerpo. Es crónica, pero puede dar períodos mejores y peores. La enfermedad puede volver a una persona casi discapacitada, pero también puede ser leve o casi desaparecer con el tiempo.





LOS SÍNTOMAS DE LA FIBROMIALGIA

Por la fibromialgia hay puntos sensibles en los músculos, tendones y ligamentos alrededor del cuerpo. Los puntos son especialmente comunes alrededor de las articulaciones. Las áreas sensibles en la parte media de los músculos son menos y con un dolor más leve. Los puntos dan un dolor constante y un dolor más agudo por la presión. Sin embargo, el trabajo muscular y el ejercicio no necesariamente aumentan el dolor. Cuando los músculos se calientan y se ejercitan, el dolor puede desaparecer o disminuir durante un tiempo.

El área del cuello, el hombro, las caderas, el entorno de la rodilla, las áreas de la articulación de la mandíbula, la cabeza, la cara y los alrededores de los ojos se ven especialmente afectados. Cuando se afecta el área del cuello y la cabeza, el dolor a menudo toma la forma de un dolor de cabeza común.

Otros síntomas de la fibromialgia son:

  • - Rigidez muscular, especialmente por la mañana.
  • - Fatiga mental y física.
  • - Mala calidad de sueño. La parte profunda del sueño se ve especialmente afectada.
  • - Tensión muscular.
  • - Mareos.
  • - Sentimientos ansiosos.
  • - Sentimientos depresivos.
  • - Disturbios en la función intestinal como diarrea, estreñimiento, dolor e hinchazón.
  • - Irritabilidad de la vejiga.
  • - Aumento de la sensibilidad e irritabilidad de los estímulos sensoriales, como la luz, los sonidos y el tacto.
  • - Sequedad de boca, ojos y piel.
  • - Dolor durante la menstruación


En primer lugar, la enfermedad no produce ningún cambio anatómico y tisular, pero la inactividad, la tensión y la mala circulación pueden, a la larga, afectar la forma del cuerpo y provocar reacciones inflamatorias.


LAS CAUSAS Y LOS MECANISMOS DE LA FIBROMIALGIA

Las causas exactas de la fibromialgia aún no se conocen por completo. Una lesión en la región espinal superior puede desencadenar la enfermedad. Las infecciones bacterianas y virales también pueden ser una causa inicial de la enfermedad. Los pacientes con fibromialgia a menudo tienen una deficiencia de magnesio.

Las causas iniciales parecen alterar la producción y secreción de sustancias transmisoras en el cerebro y el sistema nervioso, especialmente la serotonina, la melatonina y la sustancia P. Los neurotransmisores transportan señales de una célula nerviosa a otra. Por lo tanto, algunas señales del sistema nervioso central al cuerpo pueden aumentar y otras disminuir, produciendo los síntomas de la enfermedad. Las señales nerviosas alteradas producen los siguientes cambios funcionales que dan los síntomas de la enfermedad:


- Una mayor actividad en las partes del cerebro, que genera ansiedad y perturba el sueño profundo.
- Una actividad disminuida en otras partes del cerebro, que produce síntomas depresivos.
- Una mayor tensión muscular durante el sueño.
- Una constricción aumentada en los vasos sanguíneos en las estructuras musculares y articulares.
- Disminución del flujo sanguíneo en los músculos y las áreas de las articulaciones debido al aumento de la tensión muscular y las constricciones de los vasos sanguíneos.
- Una actividad disminuida de las glándulas que producen saliva, sebo y lágrimas.


MEDIDAS DE ESTILO DE VIDA Y EJERCICIO PARA TRATAR LA FIBROMIALGIA

Es difícil encontrar un tratamiento que cure completamente la enfermedad, pero una combinación hábil de medidas de estilo de vida y, a veces, también tratamiento médico puede quitar la mayoría de los síntomas.

Los síntomas de la fibromialgia pueden dificultar el logro de un estilo de vida activo. Sin embargo, para hacer el trabajo, las actividades deportivas y las actividades de pasatiempo disminuirán los síntomas y las consecuencias de la enfermedad.

El entrenamiento regular disminuirá en gran medida los síntomas de la enfermedad. El entrenamiento debe involucrar a todos los músculos del cuerpo y también incluir ejercicios que mejoren la condición.

Una combinación de entrenamiento de fuerza muscular, como por ejemplo levantamiento de pesas y entrenamiento de condición, como trotar, será especialmente útil. La natación ejerce tanto la fuerza muscular como la condición al mismo tiempo, pero el agua no debe estar fría.

Al principio, las sesiones de entrenamiento deberían ser cortas y fáciles, pero deberían hacerse más largas y pesadas a medida que uno se acostumbra a las actividades de entrenamiento. 

Las técnicas de relajación como el entrenamiento autógeno y la meditación pueden ayudar a normalizar la función del sistema nervioso y a aumentar el flujo sanguíneo a los músculos. 

Los síntomas de la fibromialgia a menudo hacen que los pacientes crean que manejan menos de lo que realmente hacen. Puede ser útil para el paciente de fibromialgia buscar asesoramiento que lo ayude a normalizar sus niveles de actividad o adoptar un nivel de actividad más alto compatible con su enfermedad.

Una dieta saludable es importante. La comida debe ser lo más natural posible e incluir fuentes de alimentos como: verduras, frutas, pan integral o cereales, nueces, almendras, pescado, mariscos, faltas y champiñones.

Debe evitar grandes cantidades de carne grasa, queso graso o grasa saturada de la leche y la carne roja. También debe evitar grandes cantidades de aceite de soja o maíz. No debe usar margarina y evitar alimentos que contengan grasa químicamente alterada. Grandes cantidades de todos los tipos de grasa mencionados tienden a deteriorar la circulación sanguínea y aumentar las reacciones inflamatorias.

Debe consumir aceite de pescado, aceite de oliva, aceite de colza, aceite de canola, aceite de nuez y aceite de girasol, o alimentos que contengan este tipo de grasa como aceitunas, nueces, semillas de girasol y pescado graso, porque la grasa que luego consume disminuirá las reacciones inflamatorias en los músculos y las áreas articulares.


TRATAMIENTO MÉDICO DE LA FIBROMIALGIA

Ciertos tipos de medicamentos pueden usarse para aliviar los síntomas durante un tiempo, pero generalmente no deben usarse de manera permanente:

- Los analgésicos pueden reducir el dolor en los puntos sensibles.
- El antidepresivo puede ayudar a eliminar los sentimientos depresivos y mejorar el sueño.
- El relajante muscular a la hora de acostarse puede ayudar a relajarse durante el sueño.

En el mercado también encontrará medicamentos alternativos para tratar la fibromialgia, a base de hierbas, vitaminas, minerales y antioxidantes. Estas drogas contienen ingredientes para dar varios efectos útiles:

- Para reparar las deficiencias nutricionales encontradas por la fibromialgia
- Para normalizar la producción de neurotransmisores y de ese modo mejorar la circulación sanguínea local en los músculos y el entorno articular.
- Para mejorar el sueño y la relajación en los músculos durante el sueño.
- Para ayudar con el cansancio.
- Para reducir el dolor por un efecto analgésico.

Ejemplos de ingredientes encontrados en tales medicamentos son:

- Magnesio - Para curar la deficiencia en el nivel de magnesio del cuerpo.
- 5-HTP: un precursor de la serotonina que ayuda a prevenir la deficiencia de serotonina y, por lo tanto, mejora la circulación sanguínea local.
- Melatonina - Para mejorar el sueño y la relajación durante el sueño.
- Extracto de Rhodiola Rosea - Para ayudar contra la fatiga.
- Raíz de jengibre: para tratar el dolor y la inflamación en músculos y articulaciones.

Los masajes clásicos u otros tipos de terapias físicas, por ejemplo, un par de veces a la semana, también pueden ayudar a aumentar el flujo sanguíneo, reducir la tensión, reducir la rigidez y, por lo tanto, aliviar el dolor.

Comentarios